Jet lag forever in the way of love

Bueno, tras mucho divagar y ganar irritaciones en la ingle y perineo, finalmente hemos encontrado un cibercafe relativamente barato (media hora -> 280¥), aunque no podemos subir ninguna foto aun porque no tienen lector de tarjetas y nos hemos dejado los cables USB en el hotel. Asi pues, relato mas o menos lo que nos ha ido pasando hasta ahora:

Tras una larga cola en el aeropuerto de Barcelona para facturar y rondar una horilla por la zona de tiendas, finalmente embarcamos para llegar a Paris/Charles De Gaulle y flipar con los edificios del futuro, que aparentemente estan disenyados en forma de half-pipe para poder hacer ollies por los puestos mientras vas de terminal a terminal. Dado que llevabamos un ligero retraso, el transbordo fue casi inmediato, y procedimos a contemplar una tradicional division de clases japonesa al ver como hacian embarcar a la primera clase primero y a los pringadillos despues, en una puerta de embarque que asombraba por su falta de espacio para hacer cola. El avion tambien sorprendio, al ser un 777 que, aunque es grande, a priori no parecia un avion muy capaz de dar un salto continental (pero las apariencias enganyan, y los ventanales de la terminal deforman a los aviones).

Digna de mencion la atencion de JAL, a la cual le asigno el premio de mejor comida de avion del planeta (arroz con pollo al curry FTW!). Y dos azafatos nos atendieron en catalan XD

 Tras un largo viaje sin casi levantarme del asiento, llegamos a Narita sobre las 2 de la tarde del dia 2 (hora local), para ser recogidos en la puerta por un senyor de la agencia turistica (!) que muy amablemente nos explico el bus que debiamos coger y como llegar hasta el hotel. Hacemos nuestra primera compra (botella de medio litro de te verde dulce -> 150¥), y nos dirigimos a Tokyo, mientras contemplamos un paisaje muy verde con campos de arroz, muchisima vegetacion, algunos edificios, y finalmente el area metropolitana de la bahia de Tokyo, que contiene 9826359,8 municipios y prefecturas diferentes, asi a bote pronto.

 Lo mas chocante es la arquitectura y la planificacion urbanistica: los rascacielos estan pegados a casas unifamiliares, el tendido electrico esta al aire libre (transformadores incluidos), los edificios estan separados entre ellos (ya lo comente en el post anterior), y lo mas alucinante es la aparentemente caotica mezcla de estaciones de tren, metro, pasos elevados, autopistas, rondas, calles, puentes, y demas infraestructura que se mezcla es una maranya impresionante de asfalto y metal. Cuando suba fotos se vera mucho mas claramente.

 Nuestro hotel esta en el barrio de Kanda, a unas pocas calles de distancia de Akihabara (“la calle electrica”, zona de referencia mundial en cuanto a frikerio fino; “Akiba” para abreviar), y sin excesivo esfuerzo hemos llegado caminando hasta la estacion de Tokyo, Ginza (barrio comercial lleno de neones, desde donde estoy escribiendo ahora mismo), e incluso el palacio imperial, el cual hemos rodeado tras una notable caminata.

 Una vez llegamos al hotel y dejamos las cosas, nos dirigimos a Akiba para ver como era la zonay cenar algo, pero nada mas llegar al principio nos metimos en Yodobashi Camera y ya perdimos casi toda la tarde en esta especie de centro comercial de 8 plantas exclusivamente dedicado a la electronica. La oferta es sensacional, y tienen cacharros especialmente interesantes que solo se pueden conseguir de importacion en Europa (como diccionarios electronicos japones-ingles y UMPCs potentes). Mis acompanyantes Will, Pitifli, y un servidor le echamos el ojo a unas cuantas cosillas para comparar precios, y tras rastrear Yodobashi salimos a la calle para finalmente hallar la calle principal de Akiba, instantaneamente reconocible para aquellos que hayan visto Densha Otoko (y si no la habeis visto bajarosla ya, u os baneo de mi blog D:< ).

 Como ya estabamos petados, vimos un par de tiendas mas de manera superficial y nos volvimos al hotel, pasando antes por un restaurante de ramen para cenar algo. No nos entendiamos con la abuela que llevaba el local, pero una pareja joven que cenaba alli amablemente nos echo un cable haciendo de pseudotraductores ingles-japo. Finalmente nos pedimos la especialidad de la casa, que resulto no ser ramen, sino arroz con anguila y huevo, el cual resulto delicioso (1100¥). Volvemos al hotel y nos quedamos sobados ipso-facto sobre las 22:30 .

 Gracias a mi amigo Jet Lag, me levanto a las 2:30 of the morning para no ser capaz de volver a dormirme, asi que me pongo a jugar a la DS y a revisar algo de japones. Nos acabamos levantando todos antes de las 6 de la manyana, pero como nuestras creencias morales nos impiden salir a la calle a esas horas, decidimos remolonear en la cama hasta mas o menos las 7, cuando salimos del hotel y nos metemos en el Ocean’s Eleven para desayunar. Me compro un zumo de naranja, un dorayaki (bollito relleno de judia roja, buenisimo) y un kurokke pan (bocata de croqueta gigante, espectacular), mientras que Pitifli se compra un bocata de tarta de queso (alucinante), algo parecido a una pizza y un tetrabrik de zumo de pinya, y Will se agencia un brioche de beicon con queso y otro kurokke pan. Volvemos a Akiba, donde finalmente vemos el barrio al completo e incluso nos entrevista un reportero con un camara preguntandonos de donde somos y si somos otakus (en ese punto casi me hecho a reir, porque si no fueramos otakus, que conyo haciamos en Akiba?). Will compra unos diccionarios a peticion de su churri y yo me agencio una camara de video y foto super chula (la puedo meter debajo del agua! Y tiene menus en castellano!) y un traductor electronico. Nos quedamos babeando con un mini Tablet PC / UMPC de Kohjinsha y decidimos comprarlo si lo vemos a buen precio de segunda mano. Despues hemos pateado toda la zona hasta rodear el palacio imperial, pasando por el Nippon Budokan, donde se estaba celebrando un campeonato de Jukendo (bayoneta, no sabia de que se practicaba de manera deportiva).

Comemos sobre las 13h en un restaurante de curry (780¥) de la zona y volvemos al hotel, donde caigo derrumbado y me echo una siesta de 3 horas. Tras hacer el esfuerzo de levantarme, volvemos a patear y cogemos el metro hasta Ginza (basicamente para no perdernos, porque solo eran 3 paradas), donde no podemos evitar grabar videos de todo para intentar capturar la lluvia de luz que inunda toda la zona. Cenamos en un chino (unos 800¥), y finalmente encontramos este mismo ciber, y aqui estamos :) .

He puesto precios a las comidas para dar enfasis en lo sorprendentemente barato que resulta comer en restaurantes por aqui en comparacion con Barcelona. Es decir, que si se sabe escoger bien el sitio y el genero, Tokyo no resulta especialmente caro. La fruta tiene un precio prohibitibo, al igual que la carne, pero son facilmente sustituibles por otros alimentos. En electronica hay ofertones, y el mercado de segunda mano es de una calidad y precios fantasticos. No hemos tenido la oportunidad de buscar ropa, pero tampoco estamos muy interesados.

El metro tambien resulta peculiar. En primer lugar, hay al menos 3 companias privadas con sus propias lineas, aunque comparten algunas estaciones. No hay ningun sistema de tarifa unificada, sino que se paga por distancia de trayecto. Por ejemplo: de Kanda a Ginza hay 3 paradas, y nos ha costado 130¥. Hay que fichar tanto al entrar como al salir, de manera que no hay estafa posible (excepto si te saltas la valla, claro). Al lado de las estaciones siempre hay zonas comerciales, debido al transito de gente.

La sensacion de seguridad es muy elevada: la gente deja la bici en la calle sin encadenar, y en varios restaurantes hemos visto mujeres con el bolso abierto colocado en una silla facilmente accesible. Asimismo, en Akiba puedes toquetear todo el genero, y usarlo de manera practicamente igual a como lo harias normalmente para comprobar su funcionamiento. Aparentemente, el chorizeo es casi desconocido por aqui, lo que resulta tranquilizador para guiris como nosotros.

Por ultimo, volver a remarcar el calor que hace aqui. Despues de rondar todo el dia, me han quedado circulos de sudor en la camiseta con el borde blanco caracteristico que queda cuando se reseca, lo que no me hace muy agradable a la vista en estos momentos.

Manyana partimos al monte Fuji y no volvemos hasta pasado manyana, asi que no volvere a postear hasta dentro de dos dias. Este y el proximo post seguramente seran los mas largos, especialmente el siguiente, que espero que ya contenga fotos y/o videos.

 まったね!

Anuncios

2 comments

  1. papa · agosto 4, 2007

    Querido Alvaro, con verdadera fruición hemos leido mamá, maría y yo tus comentarios. No te preocupes, por aquí tambien hace muchísimo calor. No obstante procura no pasarte de andar. Por la comida no te decimos nada toda vez que supongo estas en tu salsa. Si ves alguna cosa chula y a buen precio, tira de tarjeta y compramela que ya te la pago. Como sabes hoy es el cumpleaños de tu madre y cómo no, solo nos falta tu presencia para estar completamente felices, aunque entendemos que lo debes estar pasando en grande. Ya me diras la experiencia de subir el Fuji.

    Estamos impacientes por ver tu nuevo comentario.

    Muchos besos de todos. Te queremos.

  2. Raul · agosto 6, 2007

    Perineo is love, for you are root!!!

    Tengo muchos comentarios para hacer, pero simplemente diré 2 cosas:
    -Si vas a japon para comer en un chino, lo siguiente es ir a brasil (pernambuco) para hacerte el arakiri.
    -Choriceo!! tio xD cada día los odio más!! me ha resultado muy interesante que uses “sensación de seguridad”.

    Vinguendoncs! sigue escribiendo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s